COVID-19 PR

A oscuras

Imaginémonos que una persona colapse súbitamente, perdiendo la luz de la conciencia, y que al comenzar a recobrar la conciencia le digan que su colapso ha sido un éxito –y muy provechoso su amplia difusión internacional—porque se ha protegido a su cuerpo de mayor daño.

A preguntas del paciente (aquél que con paciencia espera), le responden que la causa fue una avería en una arteria (un “breaker”) que explotó internamente, bajándole la presión sanguínea (voltaje eléctrico), se fue en shock y se desplomó (apagón general). Y para que recobre cierta perspectiva, le recitan un poema: «No quisiera que una noche de nieve desluzca una primavera hermosa».

Debemos agradecer a los ingenieros y trabajadores que se han amanecido para restaurar el servicio a la brevedad posible. Así mismo, debemos denunciar a los gerentes incompetentes y a los políticos deshonestos que desprestigian su sacrificada labor.

Cierto, es un problema crónico: un sistema de generación, transmisión y distribución de energía eléctrica obsoleto, complicado por la corrupción, tanto administrativa como del liderato obrero. Sin embargo, cuando los problemas crónicos —como un carro viejo— se agudizan —como cuando frecuentemente se apaga— el conductor inteligente reacciona RACIONALMENTE. Y es aquí donde aplica el enfoque epidemiológico que sirve de misión a este blog.

El enfoque racional de la metodología epidemiológica consiste en la identificación de un problema, la intervención científica para mitigarlo, la evaluación de la eficacia y la efectividad de la intervención, y la redefinición del problema luego de la intervención. Ese ciclo se repite hasta contener, mitigar y erradicar el problema.

-CEPUR

No se pretende erradicar una condición crónica —como la diabetes— de un día para otro. Pero sí se pueden prevenir sus complicaciones. La palabra clave es PREVENCIÓN.

La prevención comienza con un buen sistema de monitoreo y mantenimiento. Las preguntas formuladas por la prensa son muy válidas: ¿quién inspeccionó —y cuándo— el fallido interruptor que la gerencia culpa del colapso del sistema? Si bien es cierto que un estudio definitivo de la(s) causa(s) requiere tiempo, esa información inmediata es vital y debe estar disponible con total transparencia, como una certificación visiblemente expuesta en un elevador o un certificado de inspección de un carro. No existe ninguna buena razón para ocultar tal información. Su ocultación le resta credibilidad a los portavoces de la operación de recuperación.

La ciudadanía debe tener libre acceso al monitoreo del progreso de la situación, como se ha hecho para la pandemia COVID-19. Dos métricas principales son:

  • la cantidad de abonados con y sin servicio eléctrico. Esta es una métrica manipulable a conveniencia, pues su validez depende del día, la hora y los relevos de carga. Se comunica por las cuentas de Twitter de @AEEONLIN, @GovPierluisi, @fortalezapr, @prsecgov y @lumaenergypr. Ninguna goza de la confianza de la ciudadanía en general; tampoco reportan regular y consistentemente.
  • la generación de energia, actualizada por medio de https://aeepr.com/es-pr/generación. Tampoco se actualiza regular y consistentemente.

Cuando se hacen proyecciones que no se cumplen, como las 12-24 horas para restaurar el servicio y el millón de abonados con servicio restaurado a la media noche, se pierde credibilidad en los portavoces y en la metodología utilizada para hacer proyecciones.

Ha ocurrido igual con ciertas proyecciones sobre COVID-19 que han resultado en falsas alarmas que posteriormente ni los académicos alarmistas, ni la prensa inescrupulosa, reconocen. Cuando no rige la honestidad y la transparencia en las comunicaciones —fundamental para un periodismo ético— inevitablemente se pierde la credibilidad y la confianza.

Quedar a oscuras es mucho mas que estar sin servicio eléctrico, aun reconociendo cuan vital es la electricidad en la sociedad moderna. Quedar a oscuras de información fiable, libre tanto de la propaganda oficialista como de las teorías de conspiración, es una carencia de una necesidad esencial de los ciudadanos en una sociedad en sana convivencia democrática.

¿Por cuánto tiempo quedaremos a oscuras, aun cuando se restablezca el servicio eléctrico?



José Becerra, MD, MPH, FACPM
Atlanta, GA and San Juan, Puerto Rico

Retired Centers for Disease Control Medical Epidemiologist

Adjunct Associate Professor of Epidemiology and Biostatistics
Graduate School of Public Health, Medical Sciences Campus
University of Puerto Rico

2 comentarios en “A oscuras”

  1. La reforma energética en PR representa el presente y el futuro de nuestra economía como país. Quiero pensar que si podamos tener una buena gobernanza con el ente privado.
    Con esta reciente crisis, la confianza comienza en la consistencia de la comunicación, podemos empezar con esto? y utilizar la ciencia epidemiologíca ?
    Gracias por compartir!

    Me gusta

Responder a varelapma Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s